Adaptación

Adaptación a la nueva escuela

Para un niño, ir a la escuela por primera vez supone un cambio muy importante. Sale de un lugar seguro, conocido y protegido, donde se relaciona exclusivamente con las personas con las que ha establecido los primeros vínculos, y a las cuales está aferrado. Para entrar en una situación completamente desconocida donde todo es nuevo para él, los espacios, olores, voces y caras completamente nuevas.

Cómo lo hacemos

Es un proceso personalizado para cada niño y su familia. No imponemos reglas absolutas, en este proceso no existen las prisas ni las presiones. Lo más importante es el bienestar del niño, la tranquilidad y confianza por parte de los familiares.

La adaptación la hacemos de forma progresiva, donde el tiempo de estancia en la guardería durante los primeros días lo marcará el niño o la niña y sus familiares. Además, los padres o tutores tienen la oprtunidad de formar parte de esta adaptación, si lo desean, ya que en Acuarella se les permite la estancia en el aula durante ese proceso.