Acuarella nos ha dado todo lo que queríamos para nuestra hija: que estuviera contenta de quedarse con alguien cuando los padres no están. Esto nosotros lo traducimos en: profesionalidad, empatía, proximidad, cuidado de los niños, actividades adecuadas y variadas, cariño y atención.