Adaptación

Adaptación a la nueva escuela

Para un niño, ir a la escuela supone un cambio muy importante: sale de un lugar seguro, conocido y protegido. Donde se relaciona con las personas con las que ha establecido los primeros vínculos, i a las cuales está aferrado, para entrar en una situación completamente desconocida.

Cómo lo hacemos

Es un proceso personalizado a cada familia y cada niño. No impondremos reglas absolutas.

En este proceso no existen las prisas ni las presiones. Lo más importante es el bienestar del niño, la tranquilidad y confianza por parte de los padres.

La adaptación se hará de forma progresiva donde la horas de estar en el colegio los primeros días nos los marcará el niño o la niña.